En artículos pasados hablamos de la importancia del Propósito Superior en tu organización para que tus Team Buildings sean de primer nivel y que tengan el mayor valor posible. El segundo punto importante son los Valores. Hoy hablaremos de ello.

Pero, todos hablan de valores. Y todos dicen que son importantes. Pero ¿por qué? No se trata de que sean una moda, o de que se cumpla únicamente un proceso o lineamiento de la Dirección.  En general y para resumir, los Valores en la organización nos dan la guía para comportarnos y tomar decisiones correctas, aún y en momentos difíciles.

Imagina una cabina de piloto de un avión 747. Los instrumentos de medición de diferentes variables son lo que les da guía de dirección y vuelo. El altímetro, la brújula, el indicador de nivel al horizonte, etc., son algunos de ellos. Ahora imagina que por alguna razón los instrumentos dejan de funcionar. En un día soleado, sin nubes ni viento, los pilotos pueden observar el horizonte, el lugar donde aterrizar, etc., pero en un día de tormenta, con vientos fuertes y de noche, no hay manera que sepan hacia donde va el avión, si está subiendo o bajando o hacia qué dirección están volando.

Los Valores son entonces, esos instrumentos que nos ayudan a mantenernos en un rumbo adecuado y con las condiciones de “vuelo” que hemos elegido previamente.

Ahora, ¿cómo elegimos nuestros valores? Imaginemos que nuestra empresa es una persona. ¿Qué características tendría esta persona? ¿se alinea a mi forma de ser como director? Un ejercicio fácil de implementar es imaginarse que eres el responsable de un viaje a marte. Y que una de tus funciones es elegir a las 5 personas que te acompañarían. Independientemente de sus habilidades técnicas o capacidades profesionales, ¿Qué tipo de persona elegirías?

Puedes buscar una lista de valores e ir seleccionando los que son más importantes para ti. Posteriormente ir uniendo valores en uno. Por ejemplo, si para ti la definición de “honestidad” la puedes juntar con “integridad” o ejercicios de ese estilo. Elige de 5 a 7 valores. Más son difíciles de recordar y administrar.

Por último, dale una definición con tus palabras, no de diccionario. ¿Qué significa para ti ese valor? Y después, agrega un verbo al valor y conviértelo en un elemento “accionable”, es decir, el valor de “confianza” podrías convertirlo en algo como: “Generamos Confianza” y posteriormente tu definición.

Habiendo hecho lo anterior, estoy seguro, que en tus próximas reuniones de integración tendrás mucho más fondo para trabajarlas y llegar mucho más al corazón de tu equipo.

Es más, la misma sesión te servirá para reforzarlos, asegúrate que tu proveedor de “team building” tenga flexibilidad en el diseño de la sesión para que el contenido se adapte específicamente a tu empresa y no viceversa.

WordPress Image Lightbox Plugin