La pregunta más compleja a la que nos enfrentamos es ¿Cómo incremento mi inteligencia emocional?

Autores como Goleman, John C Maxwell, David R. Caruso y Peter Salovey han generando distintas metodologías para brindar a los ejecutivos y a las personas de negocios oportunidades para elevar su propia Inteligencia Emocional.

En el libro “El directivo emocionalmente inteligente: Cómo desarrollar y utilizar las cuatro técnicas emocionales claves del liderazgo” de Caruso y Salovey, proponen los siguientes 4 pasos:

1. Identificar las emociones. Es complejo, ya que ocasiones el enojo puedes estar encubriendo el miedo, o la tristeza. Cuanto mejor logremos discernir nuestras emociones, mayor inteligencia emocional podremos tener.

2. Utilizar las emociones. No basta con identificar cómo no sentimos, sino cómo utilizamos esas emociones. Se puede, por supuesto, usar emociones negativas a favor cuando se tiene una forma de conducir positivamente esa energía, comprendiéndolos como agentes de transformación. Sabemos que no es algo simple pero es muy poderoso el lograrlo.

3. Comprender las emociones. Comprender el antes y el después de una emoción, lo que hay debajo o detrás es propio de personas sabias y de trato maravilloso.

4. Manejar las emociones. Más que controlarlas hay que conducirlas, darles un cauce para que esas energías favorezcan los resultados.

Los mejores líderes, serán aquellos que tengan y manejen a su favor una Inteligencia Emocional elevada, siempre tendrán los mejores resultados, y serán las personas con mayores posibilidades de crecimiento y estabilidad profesional.

 

 

WordPress Image Lightbox Plugin