Hemos estado tan inmersos en los avances de la tecnología que en ocasiones pasamos por alto, cosas tan básicas como ver a las personas a los ojos, atender a la gente con todos nuestros sentidos y no estar en nuestros dispositivos móviles mientras alguien presenta en una junta o cuando nos comentan algo; llegamos tarde, etc. Esto si nos ponemos a pensar es una falta de respeto, cuando lo hacemos le demostramos abiertamente a la persona que lo que estamos resolviendo en nuestros móviles es más importante que ella, qué fuerte no?

Las empresas invertimos mucho tiempo y dinero en hacer sentir bien a nuestros colaboradores, hacemos sesiones de integración, sesiones para incrementar la eficiencia de sus habilidades y productividad, pero pasamos por alto que el único camino para mantener estás iniciativas y sentido de compromiso, es hacer sentir importante a nuestros colaboradores, y la manera más sencilla es RESPETÁNDONOS:

  • Valorando el trabajo y esfuerzo de nuestros compañeros.
  • Comprometiéndonos con los horarios de llegada, de salida, de juntas, tiempos de entrega, etc.
  • Cumpliendo tu palabra y haciendo cumplir la palabra de tu equipo de trabajo.
  • Escuchando con atención usando todos nuestros sentidos.

 

 

No existe mejor manera de mantener un ambiente productivo y de confianza que el respeto.

WordPress Image Lightbox Plugin